España se cita con la historia y accede a la final del Mundial de Fútbol Sala

6 years ago 0
Posted in: Noticias

La selección española se ha clasificado para la final del Mundial, quinta consecutiva, tras imponerse 1-4 a Italia. Tras el gol inicial de Saad en propia puerta y el empate de Merlim, La Roja mostró su potencial en una reacción récord gracias a Alemao, Lozano y Lin, que dejan la tercera estrella al alcance de la mano.

Aicardo, quien ha protagonizado un crecimiento espectacular durante el Mundial, comenzó de una forma activa el encuentro poniendo en jaque a la defensa italiana con dos peligrosos disparos en los primeros minutos. Cuando la gloria está tan cerca, el esfuerzo y la concentración son las principales herramientas para alcanzarla, así, la defensa cobra una importancia clave, ya que los errores se equiparan a los aciertos.

Fue clave la gran defensa española, subiendo líneas para asfixiar la salida de balón de los azzurri y el marcaje al hombre a lo largo y ancho de todo el 40×20 no para evitar las ocasiones rivales – Romano tuvo una buena ocasión y Lima se encontró con el palo- sino para paliar su grado de peligro. En esas, llegó el gol de España, con fortuna, ya que Saad golpeó sin querer el balón, al que no pudo llegar el guardameta italiano.

Ambos equipos continuaron buscando sus ocasiones, lo cual inclinó el partido hacia los de Menichelli, que se hicieron con el control del balón, aunque su posesión no era directamente proporcional a las oportunidades creadas. La ventaja española continuó en el marcador hasta el final de la primera mitad.

España salió con otra cara tras la reanudación y con más fuerza en la presión visitó periódicamente la portería de Mammarella, aunque no tuvo esa pisca de puntería y fortuna para encarrilar partido. De hecho, en el ecuador del segundo tiempo, La Roja tuvo que pelear con un golpe inesperado, un gol de Merlim materializado por una  imprecisión defensiva, aunque la incertidumbre dio lugar a la fuerza. La del combinado nacional al empatar 11 segundos después, y la de Alemao, para volver a poner por delante a España, aprovechando una gran asistencia de Torras.

La esperanza de Italia, desarbolada. Porque Lozano, llegando con fuerza el segundo palo hizo el tercero, un tanto que acercó sobremanera a España a su quinta final de un Mundial de manera consecutiva y provocó el juego de portero-jugador de los italianos. Si el 5×4 fue clave en la victoria azzurra ante Portugal en cuartos, fue bien defendido por la defensa nacional. Lin en el 38’ batió a Mammarella para culminar la gloria, un éxito de dos partes. Italia ya ha participado, ahora Brasil o Colombia serán el último escalón de un camino estratosférico de tres estrellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *